¿Cómo funcionan las campañas de remarketing?

¿Cómo funcionan las campañas de remarketing?

Seguramente, ya oíste hablar del remarketing en más de una oportunidad y te estás preguntando de qué se trata. Aunque suene a novedad, el remarketing es una técnica publicitaria en Internet con algunos años de uso y que, ciertamente, está cada vez más presente en las estrategias de marketing de las empresas.

Al entenderlo, comprenderás que durante muchos años fuiste parte de una estrategia publicitaria de captación online sin siquiera darte cuenta. En este artículo, te explico la definición del remarketing, sus usos y algunos ejemplos de campañas que funcionaron gracias a ella.

¿Qué es el remarketing?

El remarketing es un sistema publicitario que te permite generar anuncios personalizados para los usuarios que han visitado previamente tu página web o aplicación. Fue una solución muy disruptiva en su momento y tiene como objetivo mejorar el retorno de la inversión publicitaria en las campañas online.

El uso más importante de este tipo de campañas es que permite identificar a las personas que ya han visitado una tienda e-commerce o cualquier otro tipo de sitio web sin haber finalizado el proceso de compra o conversión; gracias a ello, podemos “rastrearlo” y volver a encontrarlo en Internet para ofrecerle nuestros productos en un intento por darle ese “empujón” final hacia la compra.

Ciertamente, funciona y cada vez son más las plataformas que lo han adoptado dentro de sus opciones publicitarias, ya que ha demostrado reducir la brecha entre un cliente potencial y un cliente real. Se inició con Google Adwords, pero poco a poco ha ido calando en el mundo online hasta llegar a la mayoría de plataformas de anuncios (Facebook Ads, Twitter Ads, Linkedin Ads, etc.). Puede ser usado tanto para sitios web, como para aplicaciones móviles.

¿Cómo funciona el remarketing?

Cuando un usuario accede a tu página web, de forma interna e imperceptible para él, se descarga un archivo de texto en su ordenador llamado “cookie”. Este archivo contiene información sobre el usuario y te permite identificar cada vez que vuelve a ingresar a tu página web.

El archivo se aloja en sus temporales de Internet, con lo cual, al borrarlos, se reinicia todo el proceso. Este pequeño e imperceptible archivo nos permite reconocer el comportamiento del usuario y ver su historial de acciones, claro está, de forma anónima, ya que no se comparten datos personales. Esta información alimenta lo que denominamos “listas de remarketing”, que consiste en identificar a los usuarios según su comportamiento.

Algunos ejemplos:

  • Una lista llamada “Abandonaron Carrito” podría consistir en agrupar a todos los usuarios que vieron un producto de nuestro e-commerce, lo agregaron al carrito de compras, pero en medio del proceso, lo abandonaron y salieron.

  • Otra lista de remarketing podría llamarse “Interesados en los artículos” y estar compuesta por todos los usuarios que ingresaron a tu blog y navegaron en un artículo por más de 5 minutos, con lo cual interpretamos que leyó el contenido y estuvo interesado.

Como ves, las listas de remarketing son personalizadas y eres tú quien define los parámetros o variables para agrupar a tus clientes potenciales. Puedes organizarlos en función de qué tan cerca se encuentran de realizar la compra o la conversión principal de tu sitio web y dirigir anuncios personalizados según este comportamiento, de modo que lo estimules a culminar la acción que deseas.

Principales herramientas de remarketing:

Facebook Ads / Instagram:

Facebook Ads te permite crear listas de remarketing en base al comportamiento de tus usuarios tanto dentro de Facebook e Instagram, como por fuera. Puedes mostrar anuncios en Facebook o Instagram a las personas que visitan tu web o también a aquellos que solo interactuaron con tus publicaciones. Además, puedes utilizar anuncios dinámicos, los cuales mostrarán los productos de manera personalizada y automática según el perfil de cada usuario.

Esta plataforma ofrece varias maneras de generar listas de usuarios: ya sea mediante el tracking de las acciones de los usuarios con tus publicaciones en Facebook, así como a través de la activación del Píxel de Facebook en tu sitio web, pudiendo establecer varios parámetros para definir tus listas.

Google Adwords Display:

Una gran herramienta, que al ser integrada con Google Analytics, presenta varias ventajas. Con la Red de Display de Google, puedes activar anuncios (banners o texto) en varios sitios web, lo cual lo hace más amplio que Facebook Ads, ya que en este último puedes mostrar tus anuncios solamente dentro de la red social. En la Red de Display, en cambio, podrás aparecer en una gran base de páginas web asociadas a Google Adsense y estar presente durante la navegación de tus potenciales clientes fuera de las redes sociales.

Google Adwords Search:

Con esta herramienta podrás impactar a tus potenciales clientes con anuncios de texto optimizados mientras realizan búsquedas en Google. Este tipo de remarketing es muy efectivo, ya que te permitirá mejorar las condiciones de tus anuncios cuando sean activados por usuarios dentro de tu lista de remarketing. Por ejemplo: puedes incrementar la puja de tus keywords en un 25% solamente en aquellos que entraron previamente en tu sitio web en los últimos 20 días.

También, puedes incluir palabras clave distintas que solo se activarán en las búsquedas de usuarios dentro de tus listas. De esta manera, conseguirás más ventas y lograrás personalizar los anuncios presentados a aquellos que ya te visitaron, incrementando las posibilidades de generar la conversión que buscas en tu sitio web.

Conclusión:

Indistintamente del producto o servicio que ofrezcas, el remarketing permite optimizar tu presupuesto publicitario para campañas online. Su principal ventaja consiste en la posibilidad de agrupar y hacer seguimiento, de manera muy precisa, de aquellos usuarios que presentaron interés por tu oferta, de modo que aumentes las probabilidades de obtener una compra o conversión. Podrás dirigir mensajes, banners y textos personalizados según la etapa en la que se encuentren dentro del proceso de compra; es por ello que al aplicarlo, reduces los esfuerzos publicitarios para obtener resultados y mejoras el retorno de la inversión de marketing.

Déjame tus comentarios e iniciemos la conversación sobre el remarketing, un tema que a mí, en lo personal, ha sido de gran ayuda en la ejecución de campañas publicitarias de diversa índole.

¡Nos leemos!



¿Cómo el Neuromarketing influencia nuestras decisiones de compra?

¿Cómo el Neuromarketing influencia nuestras decisiones de compra?